GRATIS* envios y devoluciones en Colombia Aplican Condiciones | WhatsApp | PBX Bogotá 601-5800540 | E-mail: info@colombia.bioweb.co

Bioluminescence: Living Lights, Lights for Living


Cód: 2013-9780674067165

👇 Precio exclusivo para compra aquí online. Para pago contable, consúltanos. Última Actualización de Precio: (?)
¿Encuentras un VALOR MENOR en otro almacén? Te daremos un descuento sobre ese precio†

Deseas Envío Prioritario? Consúltanos el valor antes de completar tu orden.
Tiempo Normal de Entrega Estimado: días hábiles. Tiempo Normal de Entrega Estimado: 8-14 días hábiles.

Selecciona una opción 👇


Colecciones: Evolución, Fishes (Ichthyology), Marine Biology
Tipo: Libros
Fabricante / Editorial: Harvard University Press

Páginas: 208

Idioma: Inglés

Dimensiones: 25 x 16 x 2,5 cm



La bioluminiscencia está en todas partes en la tierra, sobre todo en el océano, desde el rape en las profundidades hasta el destello de dinoflagelados en la superficie. Aquí, Thérèse Wilson y Woody Hastings exploran la historia natural, la evolución y la bioquímica de la gran variedad de organismos que emiten luz.

Mientras que algunas bacterias, hongos e invertebrados, así como los peces, son bioluminiscentes, otros vertebrados y plantas no lo son. La distribución esporádica y la escasez de formas luminosas requieren explicación, al igual que el hecho de que grupos no relacionados desarrollaron vías bioquímicas completamente diferentes a la luminiscencia. Los autores exploran la hipótesis de que surgieron muchos sistemas diferentes de luciferasa en la evolución temprana de la vida debido a su capacidad para eliminar el oxígeno, que era tóxico para la vida cuando apareció por primera vez en la Tierra. A medida que el oxígeno se hizo abundante y la bioluminiscencia ya no era adecuada para la eliminación de oxígeno, evolucionaron otros mecanismos antioxidantes y la mayoría de las especies luminosas se extinguieron. Esas especies emisoras de luz que evitaron la extinción evolucionaron usos con valor de supervivencia para la luz misma. Los organismos luminosos de hoy usan la bioluminiscencia para defenderse de los depredadores, para sus propios fines depredadores o para comunicarse en el cortejo sexual.

La bioluminiscencia fue vista anteriormente como una característica fascinante del mundo viviente, pero una cuyo estudio parecía poco probable que contribuyera de manera práctica. Hoy, la bioluminiscencia ya no es un área de investigación esotérica. Las aplicaciones son numerosas, desde la detección rápida de la contaminación microbiana en la carne y el agua, hasta encontrar la ubicación de las células cancerosas, hasta la elaboración de circuitos en el cerebro.

(S 23/6/2020)